lunes, 2 de julio de 2012

Entrevista a Enrique Muñoz Gamarra: Sobre la actualidad en el Mar de China en la Península de Corea

Enrique Muñoz Gamarra: "La bomba atómica es un tigre de papel"

La presente nota es una entrevista efectuada por la estudiante de periodismo, Sofía Mazzitelli, de TEA (Argentina) sobre actualidad en el Mar Meridional de China y el conflicto en la península coreana. Una nota que ayuda a entender la dura tensión en que está envuelto el mundo actual instigada por los militaristas estadounidenses, sobre todo, en Oriente Medio (Siria e Irán). Entonces, la entrevista corrió en los términos siguientes:

Sofía Mazzitelli: Hace muchos años que está latente el conflicto nuclear con Corea del Norte, ¿Cree que esto finalizará con una guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos? De ser esto así ¿De qué lado se pondría China?
Enrique Muñoz Gamarra: Una introducción necesaria (válido también para el resto de preguntas):

En principio debemos saber que la RPDC (República Popular Democrática de Corea) es un país socialista. La península coreana es una región absolutamente geoestratégica para el imperialismo estadounidense. Desde el auto atentado a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, los Estados Unidos han iniciado una fuerte ofensiva militarista contra Oriente, es decir, contra China y Rusia, sus máximos enemigos estratégicos. Desde esa fecha (2001), cuando se fundó la OCS (Organización de Cooperación de Shangai), Rusia y China tienen firmado un importante acuerdo estratégico: alianza estratégica militar.

Entonces, lo anterior indica, que en el plano internacional, hay una fuerte pugna, una fuerte lucha por el control del mundo, que en términos marxistas, es pugna ínter imperialista.

Y, con esto respondo a esta primera pregunta:

En lo fundamental debemos saber que la RPDC en la guerra de agresión desatada en su contra por el imperialismo estadounidense entre 1950-1953 perdió casi una tercera parte de su población. En realidad fue un genocidio igual como hicieron en Vietnam. Gran parte de sus ciudades fueron devastadas, la mayoría fueron casi desaparecidas. Hasta este momento no esta firmada la paz a pesar que Pyongyang (capital de la RPDC), exige permanentemente a los Estados Unidos. Este país se irroga la representatividad de Corea del Sur en esta materia.

Entonces por lo anterior la RPDC esta bloqueada desde 1953. Por lo que este país (RPDC) aprendió a vivir auto sosteniéndose. Lo que para las prensas occidentales es un "régimen cerrado", que allí "la gente se muere de hambre", etc., etc. Todo esto es pura patraña imperialista. En primer lugar allí no hay desempleo, así de simple, como sí las hay en los países imperialistas y en grandes proporciones, por ejemplo, el desempleo real en Estados Unidos es de 22 %, pero las estadísticas oficiales solo manejan la cifra del 9 %.

Por otra parte la RPDC ahora es una potencia nuclear. Tiene armamento estratégico disuasivo. Se declaró así en 2010. Realizó dos pruebas nucleares subterráneas en 2006 y 2009. Entonces cualquier conflicto con Estados Unidos es un conflicto nuclear. Estados unidos es incapaz de sostener una guerra de ese tipo, pues, de producirse el conflicto, ahora si llegaría esto hasta su territorio.

Asimismo, China, como hemos dicho más arriba, es enemiga estratégica de los Estados Unidos. La mayor contradicción ínter imperialista de la actualidad es entre Estados Unidos y China. En consecuencia en caso de un enfrentamiento Estados Unidos-RPDC, China estaría del lado de este último país (RPDC).

Sobre la guerra: tras la gran crisis que soporta el sistema capitalista desde 2008, el mundo está camino a una tercera conflagración mundial. Estados Unidos ahora está en un trajín intenso por apurar esta situación.

Sofía Mazzitelli: China tiene más vínculos económicos con Corea del Sur, pero en el conflicto nuclear ‘apoya’ a Corea del Norte para mantener la estabilidad en la región. En caso de que el conflicto pase a mayores ¿Que consecuencias económicas y sociales le traería?

Enrique Muñoz Gamarra: Primero, algunas notas a este respecto:

Corea del Sur fue uno de los "Tigres Asiáticos" que desde los años 90 (incluso 70) del siglo pasado promocionó el Pentágono en su hostigante política exterior, primero, contra Rusia y, luego, contra China. Esta política no solo abarcaba a la península coreana donde el objetivo era y es la RPDC, sino también estaba dirigida al resto de países del Sudeste Asiático donde hoy, precisamente, se desarrolla una pujante actividad económica incurso en lo que se llama el acuerdo comercial ASEAN que abarca a todos los países de esta región (Sudeste Asiático) más China. En el fondo, Estados Unidos, ya acariciaba su nefasta política intervencionista en el Mar Meridional de China, donde ahora precisamente hay fuertes tensiones militares, instigada, precisamente, por esta potencia militarista (Estados Unidos), en este caso, para contener a China.

Y, ahora sí vayamos a la pregunta:

Cierto, China tiene un importante vínculo comercial con Corea del Sur, sin olvidar, por supuesto, sus vínculos muy fuertes con la RPDC. Históricamente las relaciones comerciales y militares entre la RPDC y la Republica Popular de China, tras el triunfo de la revolución en 1949, fueron de primera línea. Entonces China hasta los setenta era un país socialista. La restauración capitalista ocurre tras la llegada de Teng Siao-Ping a la dirección central del PCCH. Sin embargo, aún así, en la actualidad hay un fuerte nexo geoestratégico entre ambos países por mutuos acuerdos de estabilidad regional y, por supuesto, de soberanía territorial, sobre todo, ahora, potenciado por la fuerte tensión que ejercen los militaristas estadounidenses en toda esta región.

Y, en lo referente al asunto nuclear, la RPDC es una potencia al que Estados Unidos toma mucha precaución. Hay una nota muy importante respecto a esto, en uno de mis artículos, que en este momento no recuerdo, pero, se referían a unas frases escritas por los revolucionarios norcoreanos en un cartel colgado desde unos edificios en Pyongyang que decían: "Si los imperialistas nos atacan, entonces, los pulverizaremos".

Por otra parte, cuando nos referimos a un conflicto nuclear en general, hay uno que otro mito que pretenden endilgarnos las transnacionales de la desinformación, entremezclándola con el catastrofismo y la hecatombe. Cierto la destrucción seria enorme, pero, cuando hablo de "enorme destrucción" no estoy diciendo que la humanidad entera va ser destruida, como sí afirman las corrientes catastróficas con datos filtrados por algunos "científicos" vinculados a la AIEA y el Pentágono, que atemorizan a la opinión publica mundial.

Pues, en efecto, en las actuales condiciones, cierto, de un gran incremento del armamento nuclear, la destrucción, tras ese conflicto mayor, sólo serían de las potencias mayor armadas y en grave conflicto, es decir, de Estados Unidos, China, Rusia y los países de Europa.

Y, aún así, de seguro habrá seres humanos que resistirán a esa posible "hecatombe tras una Tercera Guerra Mundial". Por eso es correcto lo dicho por ese gran marxista (Mao Tse-Tung): "La bomba atómica es un tigre de papel".

Y, por eso también, Estados Unidos piensa, uno, dos, tres… y, muchas veces, para atacar a la RPDC. Con Mayor razón a China y Rusia. En otras palabras Estados Unidos teme una guerra nuclear, porque sabe, perfectamente, que después de ese conflicto simplemente ya no sería lo que es ahora, es decir, una potencia imperialista. ¿Estarán dispuestos los estados Unidos a semejante suerte?

Sofía Mazzitelli: ¿Detrás del apoyo de China a Norcorea se esconde la intención de pedirle ayuda con el conflicto con Filipinas por la soberanía de la isla Huangyan?

Enrique Muñoz Gamarra: Filipinas está camino a ser cabecera de playa de los Estados Unidos en el Mar Meridional de China. Pero, aquí, el asunto es el conflicto Estados Unidos-China. Esa es la contradicción ínter imperialista más importante de la actualidad.

China ahora es la segunda economía del mundo con gran capacidad de crecimiento y en perspectiva a ser la primera, en los próximos años, tal vez, en cuatro o máximo en cinco.

Y, consecuentemente, sus sistemas militares defensivos-ofensivos están en un proceso muy grande de desarrollo, sobre todo, a raíz de su enorme expansión industrial-tecnológico.

Las últimas noticias que están circulando en las prensas internacionales refieren que China militarmente está incurso en una expansión muy fuerte de sus sistemas ofensivos, que incluso, se permitió advertirle a Estados Unidos, así sin temores, sobre la militarización del espacio, a esto debe agregarse, las acusaciones, fundadas o infundadas, del Pentágono en el sentido de que China se estaría apropiando de la mayoría de sus tecnologías de guerra y de producción manufacturera, vía el espionaje cibernético.

Esto demuestra, sólo una cosa, que militarmente China ya no es cualquier potencia.

Pero, aún así, los militaristas estadounidenses están tensionando toda la región (Sudeste Asiático). Están armando hasta los dientes a sus títeres, pretendiendo involucrarlos en una guerra con China por el control de reservorios de petróleo y gas natural supuestamente hallados en esta región.

Sofía Mazzitelli: La mayor parte de la economía China se basa en la exportación de productos, debido a la crisis mundial la cantidad de exportaciones disminuyó ¿Que consecuencias trajo y que medidas implementó para combatir esto?

Enrique Muñoz Gamarra: En principio hay una desaceleración económica mundial muy importante. Esto es muy grave en los países occidentales, es decir, en Estados Unidos y Europa (0 % de crecimiento). También en Japón.

En China y los países emergentes (BRICS) también hay desaceleración económica. Pero aquí es en menor escala.

Los chinos están aplicando una política orientada a su economía interna, que implica, entre otras cosas, reducción de ciertas normativas de impuestos a las exportaciones sobre todo favorables a las grandes transnacionales allí ubicadas.

También el proletariado chino esta logrando algunas victorias a base de una lucha muy fuerte que cada vez se extiende, más y más, a las regiones de provincia, es decir, ya no están centralizadas solo en las ciudades costeras como Shangai y Guangdong. Eso es muy importante.

Asimismo, China está haciendo todo lo posible por elevar su moneda a una Moneda de Reserva Internacional. Hay importantes acuerdos a este respecto, como las que firmó hace unos días con Japón. En esto, los últimos acuerdos transfronterisos también son muy importantes.

Sofía Mazzitelli: ¿Qué cree que podría hacer China en el caso que Estados Unidos y Europa implementen medidas proteccionistas?

Enrique Muñoz Gamarra: En principio las medidas proteccionistas ya están en curso. Están en proceso. En esto la lucha es muy fuerte. Estados Unidos sabe que económicamente está en bancarrota. Por eso se tensiona muy fuertemente en este campo. Aplica una serie de medidas proteccionistas referidos a los aranceles de importación en contra de las mercancías provenientes de los países emergentes, particularmente, muy fuertes contra los productos chinos. Esto es a pesar de que el comercio bilateral entre ambos países llega a los 450.000 millones de dólares anuales, se dice, la mayor relación comercial entre dos países en la historia de la humanidad.

Los reclamos se ventilan en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Allí debe haber una serie de expedientes irresueltos (acero, energía renovable, etc.). Además China denuncia restricciones estadounidenses de más de 2.400 artículos exportados a China y, que son, según este país (China), la razón fundamental del desequilibrio comercial entre ambos países.

Sofía Mazzitelli: Además de aumentar su PBI, ¿En que va a beneficiar a China el Tratado de Libre comercio con Corea del Sur y Japón?

Enrique Muñoz Gamarra: Uf, el asunto es grandioso. En primer lugar, se crea una región económica de cooperación muy grande, esto es entre la segunda y tercera economías del mundo actual. A ello se suma Corea del Sur.

Pero aquí no queda el asunto. Lo fundamental, en todo esto, es el acuerdo firmado entre estos países acerca del uso de sus propias monedas, es decir, están referidas al desplazamiento del dólar como moneda de intercambio global. Esto es muy importante. A esto debe agregarse los acuerdos en el ASEAN que también son muy trascendentales.

Todos, son acuerdos que definitivamente empujaran al fortalecimiento del nuevo sistema multipolar ya en curso desde finales de 2010. La debacle del dólar ya está en proceso. Recomiendo la lectura, acerca de esto, un artículo que escribí hace algunas semanas y lo pueden encontrar en mi página: www.enriquemunozgamarra.org

Sofía Mazzitelli: ¿Como va a ser la relación con los países emergentes si el Tratado de Libre Comercio se confirma?

Enrique Muñoz Gamarra: Los acuerdos de comercio, indudablemente, deberán ampliarse, sobre todo, en menoscabo del dólar y la economía estadounidense, lo que, entre otras, demuestra que la gran crisis va seguir profundizándose. No olvidemos que estamos incursos en lo que es la Gran Depresión Económica de 2008.

Y, con esto, agradezco muy sinceramente a Sofía Mazzitelli de TEA (Argentina) por esta entrevista y, desde ya, envío saludos a la plana docente y los alumnos de este prestigioso centro de formación de periodistas.

Hasta la próxima:

Enrique Muñoz Gamarra.

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Su Página Web es: http://www.enriquemuñozgamarra.org