jueves, 21 de febrero de 2013

Militares estadounidenses empiezan ocupación de regiones débiles del planeta: ¿Habrá respuesta de China?




POR: ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA (*)



Ya sabemos que la principal contradicción interimperialista del momento es la que hay entre Estados Unidos y China. Por lo tanto, aquí me esforzaré por hablar de esta confrontación. De hecho, es una confrontación que ya estaba cocinándose en el Pentágono. Debía suceder más tarde o más temprano. Y, con esto, lamentablemente, empieza hacerse visible el espectro de la Tercera Guerra Mundial. Y, de seguro, así deben estar entendiéndolo, ahora mismo, Washington y Pekín. No lo dudo.


En principio una mirada a China. Su ascenso ha sido vertiginoso. No olvidemos que en 2009 China ya era el primer exportador del mundo. En 2010 se convierte en la segunda economía mundial. Ese mismo año (2010) el acuerdo estratégico económico, Usa-China, establecido en 1979, fue suprimido. Luego Europa se convierte el mayor socio comercial de China. Y, finalmente, desde el año pasado (2012) es el primer socio comercial del mundo. Y, el último dato que tengo a la mano, indica que el uso global del yuan como divisa de liquidación en el comercio y la inversión internacional ha seguido en aumento en 2012.


También una mirada a Estados Unidos. La crisis ha sido demoledor en este país. La bancarrota económica aquí sigue siendo muy grave. En primer lugar la incidencia de la manufactura en su economía se ha encogido de 28% en 1953 a 11% en 2010 (1). Por lo demás, la economía estadounidense avanza, cada vez más, a una economía de servicios y, su deuda, por supuesto, no es solo de 16 billones de dólares, como acostumbran hablar las prensas occidentales, sino, de 180 billones (privada, medicare y seguridad social) y, lo peor de todo, esto está cada vez más en ascenso, algo realmente espantoso.


Y, consecuentemente, el siniestro grupo de poder de Washington, en realidad, la gran burguesía financiera del orbe, prácticamente está enloquecida, no es capaz ni siquiera de resolver el asunto sirio-iraní. Y, el tiempo, el tiempo es su peor enemigo, pues, a medida que transcurre aquel su situación se va complicando aún más. Entonces, sintiéndose, asimismo, el país más armado y militarizado del planeta, se orienta hacia la guerra. Esto es inevitable. Ineludible. Ahora la confrontación estratégica USA-China se desarrolla en tres escenarios: Primero, el Golfo Pérsico (Iraní-sirio). Segundo, el Sudeste Asiático donde hay cuatro puntos de beligerancia: Mar Meridional de China, Taiwán, Japón y la península coreana. Y, tercero, África, donde el ataque aún está fresco, por el caso de Malí, y donde, según la diplomacia rusa, la embestida militar habría sido el doble de lo que hubo en Libia, sin olvidar, por supuesto, los casos de Somalia, Sudan, etc.        



Despedida de la web

 

Por motivos ajenos a su voluntad, el administrador de esta web se ve en la imposibilidad de seguir manteniendo el ritmo de publicaciones que ha tenido hasta enero de 2013.

La plataforma, conocedora de estas dificultades, dispuso la creación de una nueva web. Cuando aparezca esta web la publicitaremos aquí.

Para seguir la información anti-imperialista, contactad con las páginas de miembros y simpatizantes de la Plataforma No a la Guerra Imperialista de Madrid (Estado Español):










viernes, 1 de febrero de 2013

Siria e Irán advierten a Israel que su ataque contra territorio sirio tendrá represalias:


La Red Voltaire informa de que se trataría de un ataque combinado entre Israel y el brazo armado de la oposición pro-occidental:

Por su parte, Rusia advierte del peligro de una III Guerra Mundial:



Israel anuncia que pondrá en alerta sus delegaciones diplomáticas en el extranjero: ¿a dónde conducirá esta segunda fase del conflicto?

El Partido Comunista de España (PCE) condena el ataque de Israel contra Siria


logo-PCEEl PCE condena el ataque aéreo israelí contra un centro de investigación militar en Jamraya, cerca de Damasco en el que murieron al menos dos personas.

El gobierno sionista lanza un nuevo ataque contra la vecina Siria en un momento en el los grupos mercenarios y terroristas retroceden en sus posiciones a pesar del financiamiento y soporte que reciben de las dictaduras árabes y de potencias occidentales.

El ataque israelí supone una nueva violación del Derecho Internacional y permite visibilizar una vez más la hipocresía de las potencias occidentales que no parecen inmutarse ante este hecho. Esto demuestra el verdadero carácter imperialista del ataque a Siria por su importante situación geoestratégica y mantenerse en unas posiciones políticas independientes y contrarias a los intereses de las dictaduras árabes e Israel.

Una vez más llamamos a la movilización contra la guerra imperialista en Siria que no tiene otros objetivos finales que apoderarse de un territorio vital geoestratégicamente para el control de los recursos y las comunicaciones de Oriente Medio.