domingo, 24 de julio de 2016

Preguntas y respuestas del golpe de Estado fallido en Turquía

¿Por qué fracasó el golpe militar en Turquía del 15 de julio de este año?

La respuesta debería englobar factores militares, políticos y sociales, elementos de carácter estratégico y táctico.

El planteamiento sobre el papel era impecable: controlar las principales vías de comunicación de Ankara y Estámbul, censurar los principales medios de comunicación (fundamentalmente públicos, prensa y televisión, así como las redes sociales de Facebook, Twitter y YouTube), ocupar los edificios gubernamentales y de administación central del Estado, y asediar los órganismos públicos militarizados que no se sometieran al golpe (policía y servicio secreto).

Sin embargo, el triunfo del golpe en las 12 primeras horas dependía de anular la capacidad de reacción del Gobierno de Erdogan y, especialmente, de su presidente, el propio Erdogan. La huída de este hacia el aeropuerto internacional de Estámbul a la 1 de la tarde del dia 15, y su salida del país hacia Irán, lo dejan fuera de juego durante un tiempo. Pero, una vez en el extranjero, y con el apoyo de Irán, Erdogan fue capaz de organizar una respuesta coordinada al golpe en torno a las fuerzas de seguridad del Estado que todavía estaban a su servicio, su partido, y la red islamista de mezquitas, escuelas coránicas y centros sociales organizada por el propio Estado (*).

A partir del llamamiento de Erdogan eventualmente desde un lugar sin localizar en el extranjero (desde un aeropuerto civil o militar iraní) difundido por los pocos medios de comunicación que aún no controlaba la cúpula militar sublevada (televisión y mensajería sms privadas), el tiempo empezó a correr en contra de los militares sublevados.

Los militares demostraron una nula capacidad para responder a la resistencia de las redes sociales del partido de Erdogan y del propio presidente Erdogan, momentáneamente dejado fuera de juego en las primeras horas del golpe:

- Tras el llamamiento público de Erdogan a la resistencia civil, las posiciones tomadas por los militares en Ankara y Estámbul comenzaron a ser asediadas por una parte de la población.

- El presidente Erdogan se dispuso a regresar a Turquía en el mismo avión presidencial, escoltado por dos aviones militares iraníes: dos aviones militares sublevados salieron a interceptarlo pero, sorprendentemente, no hicieron nada para que desistiera de su deseo de tomar tierra en Turquía.

- A primeras horas de la madrugada se produjo el intento por parte de la cúpula militar sublevada de cerrar el medio de comunicación privado que servía para difundir los mensajes de Erdogan, el intento fue infructuoso y, además, los sublevados perdieron el control de la televisión pública del país.

A primeras horas de la mañana del 16 de julio se certificaba el fracaso del golpe con la rendición de los militares que todavía controlaban lugares públicos en las principales ciudades del país.


¿Se trató de un auto-golpe, de un golpe inducido por la CIA o dado por una facción política rival de Erdogan?

No, se trató de un golpe genuino del estamento militar contra Erdogan y sus políticas.

No se puede descartar que la CIA o Estados Unidos estuvieran al corriente del golpe, tampoco se puede descartar la colaboración activa de redes opositorias a Erdogan, en cualquier caso el golpe militar es autónomo y surge por iniciativa de los propios militares, en función de sus intereses, necesidades y perspectivas en cuanto estamento militar de la sociedad y del Estado turco.

En cuanto uno de los principales Ejércitos de la OTAN, el Ejército turco cuenta a su disposición con tecnología e infraestructura militar de la Alianza terrorista de la OTAN, además ha recibido entretenamiento militar en los centros de instrucción militar de la organización y se ha entrenado intensamento con los Ejércitos extranjeros de la OTAN en los más diversos escenarios, tanto para hacer frente a una agresión exterior como para luchar en la "guerra interna" con las organizaciones paramilitares secesionistas kurdas. Por lo tanto, por esta vía no se puede descartar que terceros países estuvieran al tanto de la hipotética preparación de un golpe militar contra Erdogan. Por otra parte, los propios servicios secretos turcos no dejaban de vigilar al Ejército alertados por las opiniones políticas de algunos de sus miembros y la "sensibilidad" general de la institución, especialmente de su oficialidad.


Aunque las críticas contra las políticas de Erdogan se manifestaban de puertas adentro de la institución militar, lo que aceleró la puesta en marcha del golpe militar fue el "flanco interno" del régimen turco o, más exactamente, la política belicista contra la guerrilla y el pueblo kurdos. En dicha "guerra interna" se han cometido en los últimos años crímenes de guerra y de lesa humanidad, Erdogan quería por parte del Ejército que le ayudará a encubrirlos como un compromiso de tratamiento de inmunidad entre el Gobierno y el Ejército ante cualquier denuncia o apertura de proceso judicial. Esta intención de Erdogan de no procesar a los responsables de crímenes por la represión de la guerrilla kurda fue lo que desencadenó el golpe militar frustrado del 15 de julio.


¿Hasta qué grado estuvo el Ejército turco involucrado en el golpe?

Todas las armas o brazos del Ejército turco estuvieron involucradas en el golpe militar fallido (Tierra, Aire y Mar). Todos los escalafones del Ejército participaron en el golpe, hasta un ex-Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

Los Ejércitos y bases militares que no se involucraron en el golpe (el primer Ejército de Tierra y la base naval de Golcuk, por ejemplo) no tuvieron una participación activa en la detención del golpe hasta que Erdogan no regresó al país a través del aeropuerto internacional de Estámbul. Para entonces la cúpula sublevada fue abandonando las posiciones tomadas, si bien no dejaron de producirse enfrentamientos entre las unidades militares sublevadas y la policía de Erdogan (de hecho, esos enfrentamientos se mantendrían hasta tres días después de producirse el golpe).


¿Cuál fue el papel de las potencias extranjeras en el golpe de Estado?

La Unión Europea y Estados Unidos se mantuvieron a la expectativa durante la fase activa del golpe (desde la 1 de la tarde hasta las 11 de la noche), a partir de entonces, y una vez que se cercioran en el extranjero que Erdogan se ha hecho cargo de la situación política de su país, los países de la Unión Europea y Estados Unidos se dispusieron a condenar el golpe y respaldar al presidente Erdogan.

En cambio, Irán y Rusia se mostraron contrarios al golpe, especialmente Irán que brindó apoyo político y militar a Erdogan para que volviera a hacerse cargo de la situación en Turquía --por lo tanto, se puede hacer a Irán responsable de la restauración de Erdogan al frente de la presidencia de Turquía.


¿Cuáles son las consecuencias políticas del golpe militar fallido para Turquía?

En primer lugar, el alejamiento del resto del mundo, especialmente de la Unión Europea. En caso de que Turquía reinstaurara la pena de muerte este alejamiento se alargaría de forma indefinida. Además, el deterioro de la relación de Turquía con la Unión Europea, especialmente en matería de derechos humanos, también supone un deterioro de la relación del país con la OTAN, que representa un vinculo militar esencial para el actual régimen turco.

Erdogan aprovecha la represión posterior al golpe para avanzar en la refundación del país como una "república islámica presidencialista", reincidiendo en una tendencia que ya veníamos denunciando aquí y es la política neo-otomana expansionista con respecto a los países limítrofes con Turquía, hacia el suroeste árabes y hacia el noreste turquinos. Esto último no es una buena noticia para la solución negociada del conflicto sirio y, en general, para la normalización y pacificación de las relaciones de los países árabes con el resto del mundo, en los cuales la ideología del "islamismo político" patrocionado por Turquía ha conocido una realimentación desde las "primaveras árabes" de 2011. En cuanto a la idea de Erdogan de avanzar en la islamización social y política de Turquía, eso sólo supondrá la ampliación de la brecha entre los sectores islamistas y seculares de la sociedad turca, lo que a medio y largo plazo supondrá un deterioro de los derechos cíviles y de la situación económica de Turquía --que, paradójicamente, permitió a la fuerza política de Erdogan llegar al poder en Turquía.


¿Qué futuro le espera a Turquía en el corto y medio plazo?

Si se concreta su distanciamiento de Occidente y se amplía el área de penumbra de la sociedad y el Estado turcos en materia de derechos humanos, tomar a Asia y no a Europa como zona social y económica de referencia, lo que también supone frenar la colaboración de Turquía con la Unión Europea en matería económica, inmigración, etc., materias muy comprometidas para ambas partes.

La aproximación de Turquía hacia Asia en perjuicio de Occidente también compromete la relación política y militar de Turquía con Occidente, especialmente en lo referido a la OTAN. Si Turquía opta por una mayor aproximación a Rusia e Irán, compromete la propia seguridad de los países de la OTAN, y sus planes de defensa y seguridad colectiva, ante países que se consideran rivales y potenciales amenazas para dicha zona de seguridad de la OTAN. Un escenario de "neutralidad" político-militar de Turquía sería desaconsejable para la OTAN e inconveniente de cara a asegurar el liderazgo occidental en el Mediterráneo oriental y en Oriente Medio.

Por otro lado, si se confirma el Estado de excepción de Turquía en los próximos meses, los crímenes contra los derechos humanos que el Estado turco ya ha protagonizado por su injerencia en la guerra de Siria y su propia "guerra interna" contra los kurdos se ampliarán, garantizándose la impunidad de los grupos islamistas y de ultraderecha paramilitares (yihadistas y Lobos Grises) contra los presuntos enemigos o críticos de las políticas de Erdogan, independientemente de su profesión y su ideología.

Erdogan y sus partidarios pueden aprovechar la persecución y represión de la disidencia para "islamizar" a fondo el Estado turco, lo que supone la des-naturalización del carácter republicano y secular del Ejército y la introducción de la ley islámica como doctrina jurídica auxiliar, cuando no la discriminación legal por cuestiones religiosas.



--
(*) Se suele asimilar el moderno Estado turco al Estado francés post-revolucionario en lo tocante al tratamiento de la religión, lo cual no es del todo cierto. Si Francia ha hecho del laicismo una política de Estado, Turquía instrumentaliza específicamente la religión musulmana para legitimar al Estado, la Oficina de Asuntos Religiosos turca (más conocida como Presidencia de Asuntos Religiosos) es una auténtica promotora del culto musulmán en Turquía, regulando su práctica así como la construcción y gestión de los edificios dedicados al culto musulmán (mezquitas y escuelas coránicas). Aunque está Oficina estatal difundida un Islam "liberal", en sintonía con la secularización del Estado, desde la llegada de Erdogan al poder se ha puesto al servicio de su partido y propugna una interpretación ortodoxa del Islam. Presidencia de Asuntos religiosos turca: http://es.encydia.com/pt/Presidencia_de_Asuntos_Religiosos
Presidency of Religious Affairs: https://en.wikipedia.org/wiki/Presidency_of_Religious_Affairs


Este blog no admite a las siguientes sectas-grupitos de la llamada "nueva" izquierda: eurocomunistas (de viejo y nuevo cuño), trotskistas (de todas las variantes y tendencias que, a su vez, tiene el trotskismo), socialistas-del-siglo-XXI (da igual como se disfracen: en-el-siglo-XXI, la izquierda-del-siglo-XXI, etc.), leninistas "amables" (centristas, semi-trotskistas), ultra-reformistas (luxemburguistas, negristas), anarco-terroristas (nihilistas, situacionistas)... En definitiva, todo lo que va de rojo-rojísimo, pero luego resulta que es negro-negrísimo, aquí no tiene cabida. Acepto un diálogo educado, pero siempre desde el respeto y la tolerancia hacia las opiniones diferentes; y en el lado democrático del espectro político hay un amplísimo espacio para debatir e intercambiar opiniones, siempre que se haga con buena voluntad y espíritu constructivo. Red Internacionalista: https://www.facebook.com/groups/301202956654207/